Nueva Fachada «Orgánica», la nueva piel de ULMA Architectural Solutions

Ya han pasado 15 años desde que se inauguró la planta de ULMA AS en 2001, con un diseño proyectado por el arquitecto Mikel Garbizu del Estudio GLM Proyectos.

La construcción de la planta coincidió con el lanzamiento de la nueva línea de negocio de Fachadas Ventiladas, un nuevo sistema constructivo que comenzaba a afianzarse en Europa por su carácter sostenible y generador de ahorro energético.

Dentro de los hitos programados con motivo del 25 aniversario de la cooperativa (1990-2015), se decidió abordar el proyecto de la renovación de la fachada. Se creó un equipo multidisciplinar  que trabajó manteniendo la esencia del proyecto adecuándose a su vez a las nuevas tendencias arquitectónicas y a los nuevos desarrollos de la línea de fachadas ventiladas. Se decidió que la responsabilidad del desarrollo recaería en personal interno, siendo la arquitecta del equipo técnico de fachadas, Jaione Vazquez, la encargada de proyectar la nueva envolvente.

 

EDIFICIO ORIGINAL

Se trataba de un diseño actual y  moderno  dónde la “horizontalidad” del edificio y el muro cortina eran los protagonistas  de una edificación innovadora para la época. Otro de los elementos más  peculiares era el hecho de que la fachada  en su encuentro con la nave industrial la abrazaba simbólicamente, haciendo una sutil  transición. Por último destacar la integración del hormigón polímero en el muro cortina marcando líneas horizontales que atravesaban de lado a lado la piel de vidrio del edificio.

 

NUEVA PROPUESTA  INSPIRADA EN FORMAS ORGÁNICAS

¿Cuál era el objetivo que se pretendía conseguir con esta actualización/renovación?

La primera intención era trasmitir en esta nueva fachada  una sensación más orgánica a través de las texturas, formas y color elegidos, actualizándola tanto al momento arquitectónico presente como a las posibilidades que ofrece nuestro hormigón polímero.

A lo largo de estos años hemos ido desarrollando y mejorando nuestro material y se ha  querido enfatizar las posibilidades de personalización que ofrece. Asimismo, al tratarse de una renovación, era importante mostrar la versatilidad que proporciona tanto el sistema constructivo como el material para la recomposición de huecos existentes, ya que una de las premisas más claras era la necesidad de mantener la estructura de soporte original. Queríamos también remarcar el módulo de entrada, enfatizar el  volumen de los huecos existentes enmarcándolos en negro grafito y que el Logo de ULMA asumiera más protagonismo.

Otro aspecto destacable en el nuevo desarrollo  ha sido  la colocación de una doble piel sobre el muro cortina para proteger esta zona del edificio orientada al suroeste, de la radiación solar. Se ha colocado una celosía que se convierte en el elemento creativo y protagonista de toda la fachada, ayudando a tamizar la luz además de proporcionar una estética muy vanguardista a la fachada.

Como se ha mencionado anteriormente, hemos mantenido la estructura primaria de la Fachada Ventilada mejorándose la envolvente térmica mediante la colocación de Aislamiento térmico adicional, que aporta un importante ahorro energético y un incremento del confort claramente perceptible.

Las texturas elegidas han sido la textura” papel “en un color claro que simula el algodón orgánico  y textura” lija” (negro carbón) para la zona principal. La celosía cuenta con un diseño en consonancia con la textura papel, una plantación de bambú que se potencia con iluminación nocturna. Por último destacar que la renovación se ha llevado a cabo en 2 meses y trabajando exclusivamente desde el exterior del edificio.

Seguir leyendo en la web de ULMA Architectural…